lunes, 5 de marzo de 2007

MARZO 2007. INICIO. Mientras que en la iglesia de Puerto Dorado la distinguida familia Irazábal celebra el aniversario luctuoso del fallecido Asdrúbal, a las orillas de una playa cercana la marea tráe el cuerpo de un hombre que parece muerto y el cual encuentra la bella y virginal Perlita, quien de inmediato busca a su amado, el pescador Elmer, y el hermano de éste, Mandamiento, para que ayuden al desdichado, el cual parece tener todavía signos vitales. Todos los aldeanos temen a llevarlo a un hospital pues nadie desea hacerse responsable de él por lo que el brujo Macario lo cura con yerbas hasta que al paso de unos días reacciona mas no recuerda quien es.

El apuesto Braulio Becerríl es un vividor que a expensas de su esposa, la alcoholica y depresiva Aída, lleva una vida de lujos pues esta es pariente directo de los Irazábal, aunque no es bien querida por estos pues saben que su marido no es más que un arribista que la utiliza para vivir como nunca antes lo soñó. Y no se equivocan pues Santigo en realidad no quiere a Aída y por ello desde hace tiempo tiene una amante: Milady, una fogosa y apasionada muchacha que sueña con que el hombre algun día deje a su esposa para casarse con ella.

Mandamiento está enamorado de Perlita pero guarda ese aor por respeto a su hermano Elmer, al que aconseja que haga feliz a la muchacha más bonita de la población. Elmer alienta a su hermano para que él también encuentre una novia igual de linda que la muchacha.

Dino y Flávio Irazábal son hermanos completamente distintos: El segundo, quien es menor, es noble y bondadoso, mientras que el primero es un codicioso que desea apoderarse de la fortuna de su madre enferma a como de lugar y por ello siempre encuentra la manera de complacerla, causando esto conflictos entre Flávio y la mujer, Victoria, quien no se repone a la pérdida de su hijo mayor, Asdrúbal, de quien Dino constantemente reclama su parte de la herencia, la cual desea gastar en fiestas y mujeres pues no es más que un libertino. Se encuentra con su amante, Ludibella, quien le pregunta por el dinero que le prometió cuando ambos planearon eliminar a Asdrúbal. Son interrumpidos por Braulio, el cual habla en privado con Dino y le propone una idea para que se adueñe de los negocios hoteleros de su hermano muerto y ambos puedan disfrutar de esa fortuna. Dino comienza a hacer planes que se desvanecen cuando Braulio le dice el invonveniente para lograr sus objetivos: Hernaldo Verástegui, socio y mejor amigo de Asdrúbal, y el cual nunca permitirá que Dino goce de los privilegios que le corresponden por ser ahora el mayor de los hermanos Irazábal. Pensando detenidamente y seducido por la ambición, Dino enfrenta a Hernaldo, quien le aclara que el cuerpo de Asdrúbal no ha aparecido y por lo tal no puede reclamar lo que aparentemente es lo único que siempre le ha importado: apoderarse de todo por lo que nunca ha trabajado. Furioso, Dino busca a Braulio y le recuerda que no es la primera vez que tenga que deshacerse alguien para conseguir sus objetivos. Braulio promete ayudarlo pues sabe que muerto Hernaldo él se deshará fácilmente de Dino para que sea Aída la que posea la fortuna Irazábal y él la herede cuando la mate.

En la aldea, el extraño se pasea por la playa intentando recordar quien es y de donde viene, teniendo constantes conversaciones con Perlita, quien revela a su abuelo Macario sentirse extraña respecto al hombre de la playa pues cuando está con él y éste le habla ella se estremece. Macario le hace saber que se está enamorando del desconocido sin siquiera saber qué clase de hombre sea. A ella no le importa y lo acompaña a todo momento, situación que despierta los celos de Baldomero, el cual tiene un enfrentamiento con el forajido, por lo que éste, aconsejado por Macaco, se marcha rumbo a Puerto Dorado sin que Perlita alcance a decirle lo que descubrió en un peródico: ¡Él es Asdrúbal Irazábal!. El hombre sin embargo sigue su camino y ya sea caminando o con la ayuda de extraños que lo llevan en su auto, llega a su destino pero no conoce a nadie y se instala en una cabaña en la playa, misma en la que comienza a ingeniarselas para pescar, nadar, limpiar y encontrar comida para cocinar. Le preocupa no saber quién es e intenta recordar pero le es imposible.

Triana, fiel ama de llaves, es también el paño de lágrimas de Victoria, a la que consuela por la perdida de su consentido Asdrúbal y defiende a capa y espada al irresponsable Dino. Se intriga cuando Triana le dice que el menor de sus hijos siempre odió a Asdrúbal y sospecha que él tuvo que ver con su trágica muerte, hace un año, cuando el yate de Asdrúbal estalló en alta mar. Al quedar a solas, Victoria llora pues cree a su hijo menor capaz de todo mas no puede dejar de quererlo ya que por muchos años le ha ocultado un terrible secreto.

Susana Quijano es una bella muchacha que ha llegado a Puerto Dorado para vivir con su único pariente, Braulio, quien la instala en su casa, donde la muchacha de inmediato hace amistad con Aída, en la cual descubre a una mujer amargada y triste que a pesar de tenerlo todo no es feliz. Cuando la muchacha camina por la playa se encuentra con el hombre extraño, quien le dice no saber quien es y haber parecido en una playa cercana. Ella le promete que lo ayudará y lo arregla comprandole ropas y llevándolo a que le corten el cabello, descubriendo que es un hombre demasiado apuesto por lo que comienzan una relación que pronto pasa de la amistad al amor, mismo que viven en la playa en la que él vive, en la cabaña a la que nadie se ha presentado para reclamarla. Pronto le cuenta a Aída del hombre del que se ha enamorado y ésta le pide que lo deje conocerlo. No tarda en irlo a buscar pero al verlo de espaldas, desnudo, decide marcharse.

Perlita y Elmer discuten pues ella no olvida al hombre que encontraron en la playa y confiesa a su abuelo, Macario, haberse enamorado de él. Elmer la escucha sin querer y jura a Mandamiento que matará a aquél extraño que le robó el amor de la muchacha por lo que viaja a Isla Dorada, donde lo busca hasta encontrarlo nadando en la playa. Lo acecha sigilosamente e intenta prenderle fuego a la cabaña pero Susana lo descubre y corre tras él, gritando que es un asesino. Luego le describe cómo era el que intentó prender fuego a la cabaña y el desconocido de inmediato sabe que no es otro más que Elmer, al que decide buscar para enfrentarlo. Mandamiento interfiere y le pide que no haga nada a su hermano pues solo defiende el amor de Perlita pero Elmer aparece y enfrenta a su rival, l que acusa de arrebatarle el amor de su amada. Ambos pelean a golpes pues Elmer intenta atacarlo con una navaja pero el hombre pronto le da un tiro de gracia: Un golpe que lo hace perder el equilibrio y salir a carretera, donde es arrollado por un camión. Esto lo presencia Mandamiento, quien acusa al extraño de ser el responsable. El aparecido acude en ayuda de Elmer pero está agonizando y solo le pide a Mandamiento que le diga a Perlita que siempre la amó y que no culpe al extrao de su muerte, pues no es responsable. Mandamiento llora a su hermano y busca a la muchacha. Cuando esta se entera de la desgracia sufre y no se separa de los brazos del hombre, estremeciéndose cuando este la presenta con Susana, su novia, quien le ofrece su amistad, pero Perlita la rechaza y llora en soledad para luego ser consolada por Macario, quien le dice que ese hombre jamás será para ella, mientras que, por su parte, el hombre se siente culpable de lo que ha sucedido y Susana o lleva a casa de sus tíos, impactando gravemente a Aída, quien lo reconoce: ¡Es su primo Asdrúbal! Intenta hacerle recordar cosas pero no lo logra, po lo que decide que lo llevará a su hogar, donde pertenece, pero el hombre no se siente preparado ya que no recuerda nada. Las mujeres le muestran fotos, Aída le cuenta todo sobre su vida y le pide que no pierda tiempo pues su madre se encuentra muy mal desde que lo creyeron muerto. Al salir de casa para dirigirse a la mansión Irazábal, se topan con Braulio, quien se estremece al saber que Asdrúbal vive. Intenta comunicarse con Dino pero este no le responde, por lo que no tiene más remedio que acompañar a Aída, quien ante todos los Irazábal presenta a Asdrúbal, asegurando que ha perdido la memoria pero no está muerto. La presencia del hombre impacta a todos y más a Dino, quien lo maldice al hablar con Braulio y teme a que su hermano solo esté fingiendo y al saber la verdad intente desenmascararlo ante todos. Braulio le aconseja que sea ágil e intente eliminarlo una vez más o tendrán que olvidarse de su fortuna. No pasa mucho tiempo para que lo intente con un arma de fuego, fracasando totalmente. Asdrúbal, quien está acompañado por Susana a todo momento, no entiende porqué desean eliminarlo. La muchacha habla de esto con Aída y Braulio, quien se enfada cundo su mujer asegura que Dino es capaz de todo porque siempre ha odiado a su hermano. Enfurecido, el hombre decide actuar por su propia cuenta y ordena a Susana que enamore perdidamente a Asdrúbal para que se case con él y pueda disponer de la fortuna de los Irazábal. La muchacha asegura que aunque su situación sea conveniente para el ambicioso tío, no lo ayudará a conseguir lo que desea.

Dino teme a que las cosas no salgan como desea y por ello se emborracha con Ludibella. Al llegar a casa Hernaldo y Triana lo reprenden pero el joven hombre solo les reprocha el que no lo dejen en paz. Hernaldo lo enfrenta y le asegura que ahora que Asdrúbal ha aparecido las cosas cambiarán y volverán a ser como antes. Dino confiesa lamentar que su hermano mayor no haya muerto y Hernaldo lo golpea. Intervienen Flávio y el mismo Asdrúbal para separarlos y luego hablar sobre los hoteles de los que él no recuerda nada, por lo que le pide a su socio que se haga cargo de todo y prepare a Flávio para que quede en su lugar mientras él no recuerde nada. Esto llena de rabia a Dino, quien le reclama que a él siempre lo haya hecho a un lado. Asdrúbal no entiende nada y Triana lo pone al tanto de toda situación, advirtiéndole que debe tener cuidado de Dino, el cual siempre lo ha odiado sin razón y del cual ella sospecha que causó su accidente en el yate. 

Asdrúbal comenta el peligro en el que quizás se encuentra con Susana, de quien Dino se obsesiona al momento de conocerla, comenzando a visitarla para enamorarla, causando esto preocupación en Aída, quien revela a Braulio creer que el interés de Dino por su sobrina es solo una trampa para fastidiar a Asdrúbal. Braulio sin embargo esta vez no piensa compacer a su cómplice pues sabe que pude sacar más ventaja de Susana que de Dino, al que exige que no se acerque a la muchacha. Dino se burla de él y le jura que Susana será suya por su voluntad... o por la fuerza.

Milady trabaja para los hoteles de los Irazábal y por ello mantiene a Braulio al tanto de todo movimiento. Es asistente de Hernaldo, al que a todo momento intenta seducir sin conseguir que el hombre fije su atención en ella. Es por ello que decide comenzar a investigarlo pero no consigue obtener información alguna. Cuando conoce a Asdrúbal se estremece por la imponente virilidad del hombre. Hace comentarios con Flávio, el cual revela al hombre que la mujer no es de confianza y parecierla estarlo investigando.

Asdrúbal habla con Nelson, el médico cargo de la salud de Victoria, de quien está enamorado en silencio, y éste le hace saber a su amigo que su madre quizás pueda recuperarse mas debe tener cuidados estrictos y no preocuparse lo cual es imposible debido a la irresponsabilidad de Dino, con quien Asdrúbal habla para exigirle que no cause pesares a la mujer. Dino lo promete pero pronto al emborracharse con Ludibella los dos sufren un accidente automoviístico que los envía al hospital. Victoria sufre por su hijo y se desahoga con Asdrúbal y Flávio, a quienes confiesa ser la culpable de que Dino sea un irresponsable ya que su difunto marido jamás lo quiso e hizo distinciones con él porque el muchacho no fue su hijo. Flávio no puede creer lo que ha escuchado y pregunta a su madre quien fue el padre del su hermano pero Victoria no revela su secreto. Entonces el muchacho acude a Triana, quien jura que ella tampoco lo sabe. No les cree y sospecha que Dino está al tanto de todo y por eso siempre ha odiado a Asdrúbal, quien fue el favorito y consentido de su padre.

Aída sabe que Braulio es ambicioso y que desea utilizar a Susana para sacar ventaja de los Irazábal. Le pregunta al hombre si él tuvo que ver con la suúesta muerte de Asdrúbal y el hombre enfurece. La toma del cuello y le exige que nunca vuelva a repetir lo que ha dicho. Susana los descubre y más tarde aconseja a su tía que se separe de su marido ya que no puede permitir que éste la humille, la maltrate, y encima viva de su dinero. Aída llora y confiesa estar segura de que no hay otro hombre que se fije en ella, revelando sentirse inferior a cualquier otra mujer.

La ambiciosa Romelia Duarte reaparece en las vidas de los Irazábal pues fue la prometida de Asdrúbal antes de que éste desapareciera. Al saber que el hombre no recuerda nada de su pasado decide utilizarlo para llevar a cabo sus ambiciosos planes, sorprendiéndose cuando él le dice estar enamorado de Susana, a la que presenta como su novia. Romelia habla con la muchacha y le hace saber la situación de ella y el hombre antes de que todos lo creyeran muerto y asegura que en cuanto este recupere la razón regresará con ella. Susana sabe que esto se trata de una táctica de Romelia para alejarla de Asdrúbal por lo que decide que cuando el hombre haya recuperado la razón será él quien decida con cual de las dos se queda. Entonces Romelia intenta convencer a Flávio, quien apoya a Susana y hace saber a la ex prometida de su hermano que ella nunca fue bien acogida en su familia y luego hace saber a Asdrúbal que esa mujer siempre se acercó a él por dinero. Romelia se desahoga con su amante, Ulises, quien se burla de ella por no poder conseguir su sueño de volverse una señora respetable de sociedad y seguir siendo la pobre hija de un brujo. Romelia lo abofetea y le exige que calle pero el hombre no lo hace y le recuerda su pasado: La hija bastarda qe tuvo y que abandonó.

Una convención de la industria está próxima y Dino se acerca a Asdrúbal con la única intención de convencerlo de que confíe en él y ponerlo en contra de Hernaldo, quien advierte a Flávio de hacer su mejor esfuerzo en las empresas hoteleras antes que Dino logre convencer a Asdrúbal, mismo que a pesar de no recordar nada no cree en las palabras de Dino, pues tanto Hernaldo como Triana le han advertido. Es por ello que tras escuchar a Susana habla con su hermano para decirle que no puede confiar en él pero le dará una oportunidad. Dino se lo comunica de inmediato a Braulio, que se prepararan pues volvería intentar deshacerse de Asdrúbal.

Romelia se encuentra cara a cara con Macario, quien la desprecia por la deshonra que causó a su familia. Le prohíbe acercarse a Perlita y le asegura que la muchacha no sabe de su existencia y es mejor si jamás se entera de que tiene por madre a una cualquiera. La mujer no hace más que burlarse de su padre y recriminarlo por haber sido un brujo charlatán que hundió a su familia en la miseria.

Mandamiento intenta enamorar a Perlita y ella se da cuenta de sus intenciones por lo que le deja claro que no tiene esperanzas ya que ella está perdidamente enamorada de Asdrúbal. El muchacho entonces la ofende al decirle que las sospechas de Elmer siempre fueron ciertas y ella mantenía relaciones con aquél hombre desde que lo conoció. Perlita pide a Mandamiento que no la vuelva a buscar jamás pues ni siquiera pueden tener una amistad.

Victoria aconseja a Flávio que se haga de una novia y siga los pasos de Asdrúbal. El muchacho asegura no estar interesado en nadie y advierte a su madre de que Dino trama algo en contra de su hermano mayor. La mujer se desahoga con Triana, quien le asegura que Dino quizás sepa a verdad de sus origienes y por eso odia a sus hermanos tanto como odió al que creyó su padre. No sospechan que este los ha escuchado y continán hablando hasta que él se presenta exigiendo a su madre que le diga la verdad. Ella calla pero él la sacude de tal modo que asusta a las dos mujeres. Asdrúbal interviene y se enfrenta a él a golpes. Dino le jura que lo hará arrepentirse por lo que le ha hecho y por haberle arrebatado todo lo que tenía que pertenecerle a él. Se marcha y Victoria llora y después confiesa a Asdrúbal la verdad: Dino no es hijo de su padre. Por su parte Dino se desahoga con Ludibella, a la que jura que matará a Asdrúbal y después a Hernaldo y no habrá poder humano que le impida adueñarse de la fortuna Irazábal. Se ve con unos maleantes y les paga dinero suficiente para que causen un accidente a Asdrúbal.

Braulio presiona a Susana para que se emarace de Asdrúbal y se case con él. La muchacha se niega y le cuenta a Aída quien enfrenta a su marido. Éste se revela contra su mujer y acepta que se casó con ella por su dinero pues nadie pudo haberse interesado en alguien como ella. La mujer le reprocha hasta violentarlo y él la golpea. Intercede Susana, quien llama a Asdrúbal para pedirle ayuda. Este toma su auto para manejar hasta casa de su prima y descubre que se ha quedado sin frenos. El auto cae en un voladero y se estampa contra unas rocas, estallando. Cuando todos se enteran de la tragedia temen a que Asdrúbal esta vez sí esté muerto y Braulio felicita a Asdrúbal por su osadía, mientras que Hernaldo lo culpa de lo que sucedió y Dino, descarado, le jura que ell próximo será él. Ambos se enfrentan a golpes y son separados por Flávio y Victoria, a quien Dino golpea accidentalmente para luego suplicarle perdón y llorar jurando que él es inocente de lo que le acusan. La mujer le dice creerle y después pide a Hernaldo que no provoque a su hijo pues a pesar de que le ha dicho creer en su inocencia ella lo cree capaz de todo.

Romelia intenta reconquistar a Asdrúbal sin ningún resultado y lo besa al percatarse de la repentina presencia de Susana, quien omite lo sucedido y se comporta como si nada sucediera. Se lleva a su enamorado, quien le asegura no recordar nada todavía. La pareja se entrega su amor en la cabaña a la orilla del mar mientras que Romelia exige a Hernaldo que la ayude a recuperar el amor de Asdrúbal.

Ludibella dicute con Dino, quien cansado de ella y sus reproches la desprecia y la amenaza con matarla si dice una sola palabra de lo que sabe acerca de él y las dos muertes de Asdrúbal. Ella se desahoga divirtiéndose en las discotecas con sus amigas y es por ello que conoce a Orlando, con quien hace amistad y se desahoga. Terminan haciendo el amor y ella toma fotos de los dos durmiendo juntos para enviarselas a Dino, quien simplemente omite hacer caso de las provocaciones de la muchacha.

Ulises y Milady se conocen y comienzan a conocerse, volviéndose amantes en poco tiempo.

Susana asegura a Aída que Braulio no bueno, lo mismo que Dino, quien al conocerla decide conquistarla despertando los celos de Ludibella. Susana sin embargo lo rechaza pero él jura que será suya a como de lugar. Hace negocios con Braulio, quien considera que ahora que Asdrúbal está fuera de su camino es Dino con quien Susana debe casarse. Habla con ella sobre esto y la muchacha se rehúsa a ayudarlo a conseguir dinero estafando a la gente en vez de realmente ponerse a trabajar. Le advierte que ayudará a Aída a deshacerse de él y dejarlo sin un quinto y en la calle, tal y como seguramente lo conoció.

Flávio sabe que Dino tiene planes perversos contra Asdrúbal pues lo ha escuchado hablar con alguien por teléfono. Advierte a su hermano mayor que se cuide y no confíe en una sola palabra de lo que Dino le diga. Este a su vez se hace presente y exige a Flávio que diga porqué ha dicho a su hermano mayor qu eno confíe en él. Flávio, aunque calla saber sus intenciones, lo enfrenta, revelando saber que no es bueno y solo desea apoderarse de la fortuna de Asdrúbal, así como desear que la herencia de Victoria sea solo para él. 

Todo se agrava cuando Victoria aparece y hace saber que todo lo que tiene lo repartirá entre sus tres hijos, por igual, sin exclusiones y sin preferencias por ninguno. Por ello es que a solas Dino reniega de su familia y los maldice a todos sin sospechar que Triana lo está escuchando. Llama por teléfono a Braulio y le revela todo por lo que éste le aconseja que se deshaga de quien se tenga que deshacer. Triana se estremece cuando Dino dice que puede deshacerse de sus hermanos pero tendría que pensar muy bien si le conviene deshacerse de su mamá.

Hernaldo y Aída se encuentran y hablan de la muerte de Asdrúbal. Ella se preocupa cuando el hombre le dice sospechar que Dino se encuentra detrás de todo pues cree que Braulio ha ayudado al hombre, ya que son buenos amigos. Por ello enfrenta a su marido, quien niega haber participado en algún homicidio. Está a punto de atacarla nuevamente y ella le jura que is le vuelve a poner un dedo encima lo denunciará y lo hundirá en la cárcel pues tiene el dinero suficiente para hacerlo.

Milady insiste en asediar a Flávio, quien la rechaza totalmente. La mujer habla con Ludibella y ésta le dice no tener más que ver con Dino y estar dispuesta a hacerle pasar un mal rato pues se ha liado con un nuevo hombre. No sospecha que Dino tiene otros planes y le ha tendido una trampa, misma en la que cae para dejarse llevar por las caricias del hombre. Son descubiertos por Orlando, quien pregunta a la muchacha quien de los dos es su hombre. Ludibella asegura no tener más que ver con Dino pero este provoca a Orlando por lo que ambos salen a la playa, donde se debaten a golpes sin que la muchacha pueda hacer algo por lo que de inmediato acude a pedir socorro. Los hombres son separados y cuando Dino se marcha ella le explica a su nuevo amante que todo se trató de una trampa de su ex para perjudicarla ante él.

Aconsejada por Ulises, Romelia visita a Victoria para darle el pésame de nueva cuenta y cometer una indiscresión al decirle ante Nelson que éste siempre ha estado enamorado de ella. Incómodo, Nelson se marcha furioso intrigando a Triana por su partida por lo que la sirvienta acude a escuchar tras las puertas, descubriendo así lo que Romelia ha revelado. Entra y corre a la mujer, exigiéndole que no vuelva jamás. Romelia la enfrenta y Victoria sufre. Triana le confiesa que ella ya se había dado cuenta de los sentimientos del doctor hacia ella y que calló pensando que la mujer ya se había dado cuenta. Victoria lamenta que Romelia haya avergonzado a Nelson pues este en realidad es un hombre ejemplar incapaz de incomodarla. Triana le pregunta si ella le daría una oportunidad al doctor y Victoria le dice que sí.

ABRIL 2007. Dino busca a Susana para intentar enamorarla pero ella lo rechaza segura de que Asdrúbal no está muerto. Ante la insistencia del hombre para convencerla de que su hermano murió en el accidente de auto, ella le pregunta porqué está tan seguro y se atreve a cuestionarle si él tuvo que ver con el accidente. Dino asegura que no. Miranda le dice que es curioso que Asdrúbal ya haya desaparecido dos veces y, curiosamente, en accidentes a bordo de transportes.

Milady cuenta a Ulises todo lo que sabe respecto a las empresas hoteleras de los Irazábal. Los dos hacen el amor y están a punto de ser descubiertos por Braulio pero la habilidosa muchacha se las ingenia para que Ulises pueda esconderse. Sin embargo Braulio sospecha algo y busca por todo el departamento sin encontrar a nadie. No sospechan que Ulises se ha marchado casi desnudo por la terraza.

Mandamiento ha encontrado el cuerpo de Asdrúbal y lo ha mantenido oculto. Este despierta y pide al muchacho que busque ayuda pero Mandamiento no desea hacerlo. Asdrúbal le deja claro que él no fue responsable de la muerte de su hermano y tampoco de que Perlita se haya enamorado de él. Se marcha y Mandamiento comprende que siempre ha estado equivocado respecto al hombre, quien le ha ofrecido su ayuda.

Ludibella insinúa a Flávio que Dino ha tenido que ver en los dos accidentes de Asdrúbal por lo que el muchacho habla con Hernaldo sobre los posibles intentos de asesinato por parte de su hermano, al que Hernaldo esta vez cree que no deben enfrentar, sino investigar, por lo que contratan a Erick Rodríguez, un investigador que promete dar con la verdad.

Macario hace limpias y se estremece al ver ante él a Asdrúbal, quien le pide que lo ayude pues se encuentra gravemente herido. El brujo se da cuenta de que el hombre no lo ha reconocido por lo que sospecha que ha recuperado el conocimiento. 

Asdrúbal es ayudado por Macario para curarse y dormir y cuando Perlita descubre al hombre en su casa sufre por no poder confesarle lo que siente por él. Macario le hace saber que Asdrúbal ha recuperado la razón y no se acuerda de ellos pero al despertar el hombre asegura que sí los recuerda, como recuerda perfectamente los dos accidentes que tuvo. Perlita le suplica que lo lleve con el a Puerto Dorado e Asdrúbal decide emplearla en su casa, lo mismo que a Mandamiento.

Al paso de unos días Susana descubre que espera un hijo de Asdrúbal y se lo cuenta a Aída, la cual visita a Victoria para darle la noticia. A la sufrida madre le hace feliz la idea de tener un nieto y comparte esto con su familia. Dino enfurece y busca a Braulio para acusarlo de haberle tendido una trampa y haber utilizado a su sobrina para ser él quien se beneficiara con la muerte de Asdrúbal. Los dos hombres tienen una fuerte riña y se daclaran la guerra. Por su parte, Susana asegura a Aída que no reclamará la herencia de Asdrúbal para su hijo puesto que no cree tener el derecho aunque la ley diga lo contrario. Sin embargo Braulio piensa diferente y hosdtiga a su sobrina para que reclame la fortuna y la comparta con él. Susana se niega y abandona la casa de Aída para instalarse en la cabaña en la playa, donde recuerda los momentos felices al lado de Asdrúbal, quien se le manifiesta como un espíritu y le promete que siempre estará con ella. La muchacha se estremece al darse cuenta de que no es una visión, sino que en verdad es Asdrúbal, quien le dice que por segunda vez ha sobrevivido y que está completamente seguro de que lo hain intentado matar. La muchacha le revela que espera un hijo suyo y entonces él le pide que se casen. La presenta con Perlita, quien lo ha acompañado y trabajará como asistente de Triana en la casa de los Irazábal, lugar al que el hombre se presenta sorprendiendo a toda su familia. Dino reacciona de manera violenta asegurando que él debería estar muerto. Se aterra cuando Asdrúbal revela que ha recobrado el conocimiento y ahora sabe que dos veces han intentado asesinarlo. Victoria comienza a llorar desesperadamente y sufre una decaida por lo que Nelson acude a checarla. Los dos hablan de lo que sienten el uno por el otro y se besan.

Mandamiento y Perlita, quien ahora se hace llamar sencillamente Perla, se instalan en la mansión Irazábal, donde él comienza a trabajar como jardinero y ella asiste a Triana. Flavio y Perla se conocen y él queda prendido de ella por lo que comienza a tratarla, despertando esto curiosidad en Triana, quien aconseja a la muchacha que no se mezcle con los patrones o de lo contrario tendrá serios problemas pero Flávio cree que se ha enamorado de ella.

Aída y Hernaldo recuerdan que siempre fueron amigos y cuando ella se lamenta por lo que vive dentro de su matrimonio, el hombre le asegura que si él hubiera sido su marido no hubiera hecho más que hacerla feliz. Esto despierta sentmientos en Aída, la cual no deja de pensar un solo momento en las palabras del hmbre y se da valor para enfrentar a Braulio, el cual asegura no necesitarla más pues cuando Susana se case con Asdrúbal sacará ventaja de ella. Está a punto de atacarla pero aparece Hernaldo, quien defiende a la mujer y jura a Braulio que si se atreve a tocarla lo hundirá en la cárcel. Recibe una llamada de Asdrúbal, el cual le dice estar vivo y querer verlo. Al reunirse hablan de los ataques que el protagonista sufrió pues se dio cuenta cuando descubrió que los frenos de su auto o del yate no funcionaban. Hernaldo afirma estar casi seguro de que el responsable de los dos accidentes fue Dino, su hermano.

Victoria se siente dichosa y comparte con Triana la apasión que siente por Nelson, quien a su vez habla con Asdrúbal y Flávio para revelarles lo que siente por su madre. Los dos hombres apoyan los sentimientos de su progenitora y agradecen a Nelson el quererla y estar decidido a hacerla feliz.

Romelia le pide a Asdrúbal que recapacite y regrese con ella para reavivar la llama de su pasión. Él le confiesa qu enunca la amó y que su compromiso se debió a que él ya deseaba formar una familia y se sentía desesperado por lo que la utilizó. Le pide perdón y le desea lo mejor para luego, ante las provocaciones de la mujer, confesarle que se casará con Susana.

Dino descubre que Milady y Ulises son amantes y por ello se burla de Braulio, quien acecha a su amante y al descubrirla en brazos de otro aguarda para sorprenderla a solas y vengarse de ella, para golpearla y vengarse por su traición tomándola del cuello hasta matarla. Cuando en los diarios aparece que el cuerpo de la mujer fue hallado, Ulises sospecha que fue Dino el asesino y lo busa para amenazarlo. Dino le asegura que él no tuvo nada que ver con la muerte de la mujer y mucho menos razones mas cuando Erick aparece para investigar, le aconseja que pregunte a Braulio, quien fue amante de la mujer y al que Ulises busca para acusarlo del crímen. Braulio asegura que el no tuvo nada que ver pero Ulises insiste en que sí y esto lo escucha Aída, quien de inmediato llama a la policía, temerosa de que algo pueda suceder. Erick llega pero para entonces Ulises se ha marchado y cuestiona a Braulio sobre su relación con Milady. Braulio acepta que fue amante de la mujer mas ser inocente de su muerte, decepcionando aún más a Aída, quien al estar a solas con el le pide que se marche de su casa pues no desea volver a verlo. Braulio se niega a marcharse.

Asdrúbal enfrenta a Dino y le jura que si descubre qu eél ha intentado matarlo para quitarlo del camino y apoderarse de todo por lo que él ha trabajado, se lo hará pagar.

Mandamiento culpa a Perla de poner los ojos en hombres con dinero y haberlo despreciado a él por ser pobre. La acusa de ser igual que su madre. La muchacha lo abofetea y le jura que si vuelve a ofender a su difunta madre jamás lo perdonará. Cuenta esto a Macario, quien busca al muchacho para advertirle que si vuelve a mencionar lo que le dijo a su nieta, se las verá con él.

Triana descubre a Flávio espiando a Perla y le exige que la deje tranquila. El muchacho revela etsar interesado en la sirvienta y para evitar chismes también se lo dice a Victoria, quien pide hablar con la muchacha. Perla le jura no haber hecho nada y estar enamorada perdidamente de Asdrúbal mas Victoria le deja claro ue su primogénito se casará con Susana, la cual espera un hijo suyo.

Ulises le asegura a Romelia que Asdrúbal se casará con Susana porque esta espera un hijo suyo. Marina le pide que la ayude a llevar a cabo un perverso plan del que obtendrán mucho dinero y ambos se beneficiarán: Secuestrar a Susana, a la que siguen hasta la casa en la playa, donde Romelia se presenta para provocarla mientras Ulises penetra por la puerta trasera. La duermen y la suben a una camioneta, llevándosela lejos. Al despertar, la muchacha exige que la dejen en libertad pero Romelia le asegura que no sucederá y que la hará pagar por haberle arrebatado a Asdrúbal.

Dino molesta a Ludibella y esta es defendida por Orlando, quien le exige al hombre que no se acerque más a ella. Nuevamente Dino lo provoca y ambos terminan a golpes pero esta vez Dino se ensaña de tal manera que Orlando es llevado al hospital mientras que a él lo detiene Erick, quien lo encierra en la comisaría, a donde Asdrúbal y Hernaldo se presentan para pagar una fianza y liberarlo. Dino no lo agradece. Al contrario, insiste en acusar a su hermano de ser el causante de todas sus desgracias. Asdrúbal entonces le pregunta qué es lo que quiere para que él pueda demostrarle que no le tiene rencor ni odio. Dino pide el puesto de Hernaldo en las empresas pero Asdrúbal se lo niega rotundamente.

Braulio se resiste a la idea de quedarse en la calle por lo que no acepta irse de la casa de Aída, quien busca a Susana en la cabaña y sospecha que algo le ha sucedido por lo que llama a Asdrúbal, quien tras hablar con Hernaldo sospecha que Dino ha atentado contra la muchacha para hacerle daño a él. Buscan al hombre y a golpes Asdrúbal le exige que le diga en donde está la madre del hijo que tendrá. Dino asegura no saber de qué le hablan y levanta cargos en su contra por lo que esta vez es Asdrúbal quien es encerrado en la comisaría. Sin embargo Hernaldo paga su fianza y ambos hablan con Erick, al que piden que se encargue de encontrar a Susana.

Orlando sale del hospital y Ludibella le da la bienvenida en su casa, donde hacen el amor.

Braulio es echado a la calle por la fuerza gracias a que Asdrúbal y Hernaldo han ayudado a Aída, a quien Asdrúbal le promete que tendrán una mejor relación como familia. Por su parte Braulio, hundido en la miseria, exige a Dino que le de dinero para irse lejos o de lo contrario lo desenmascarará por los intentos de asesinato contra su hermano Asdrúbal. Dino se encuentra en una encrucijada y amenaza a su ex amigo con decir que él asesinó a Milady, sin embargo Braulio ya no tiene nada qué perder. Ambos quedan de verse en un lugar apartado donde con un puñal Dino se atreve a matar a sangre fría al hombre, el cual cae al mar y se hunde mientras que Dino lava el arma y la arroja al agua para entonces escapar. No sabe que Mandamiento lo ha seguido y lo ha visto todo.

Ludibella revela a Flávio saber que Dino causó los accidentes de Asdrúbal pero se niega a hablar por teor a que su vida corra peligro.

Triana le asegura a Victoria que Asdrúbal correrá peligro siempre que Dino se encuentre al acepcho pues desde que eran niños el segundo ha odiado a su hermano mayor por creerlo mejor que él. Dino las inteerrumpe y asegura que solo una cosa es verdad: Que desde niño ha odiado a Asdrúbal. Reclama a Victoria el que ella y su difunto marido siempre hayan tenido pocas consideraciones para él y la acorrala con preguntas, poniéndola nerviosa a tal grado que es Triana la que le dice al hombre que no es hijo del que siempre creyó su padre. Dino no puede creerle y Victoria se lo confirma, pidiéndole perdón y revelando que tuvo un desliz hace años con un hombre que solamente la engañó. Dino acusa a su madre de ser una golfa y se marcha a emborrachar, jurando que eliminará a todos los Irazábal, uno por uno.

Susana suplica a Romelia que la deje ir pero esta no hace más que burlarse de la muchacha, quien le pide después a Ulises que la ayude pero este no lo hace y celebra revolcándose con su amante, en la que ve el rostro de Milady asustándose. Luego le confiesa que la engañó con la muerta y Romelia lo desprecia.

Flávio por fin se atreve a confesar su amor a Perla, quien al recordar las palabras de Asdrúbal, cuando le dijo que él se casaría con otra, decide corresponderle al muchacho, al que suplica que vayan poco a poco. Dino los descubre y se burla de su hermano por haber caído tan bajo al meterse con una criada. Flavio defiende a su amada y al discutir con Dino se atreve a acusarlo de haber querido matar a Asdrúbal y éste lo ataca jurándole que si se atreve a acusarlo y así difamarlo, se las pagará. Sin embargo Flávio no le tiene miedo. Entonces Dino busca a su viejo amigo Brandon, quien es capaz de todo por dinero y a quien el hombre ofrece eliminar definitivamente a su hermano. Brandon exige ucho dinero a cambio de ese favor.

Hernaldo no se separa un solo momento de Aída, a la que comienza a proteger. Ambos se besan y él le confiesa haber estado enamorado de ella desde que eran adolescentes mas no haberse atrevido a confesáre sus sentimientos por temor a que lo rechazara.

Asdrúbal descubre que Romelia se ha marchado de Puerto Dorado y al hablar con Erick sobre esto. Los dos se asombran cuando Macario les revela que la mujer es su hija y la madre de Perla, quien los escucha y exige saber de su madre. A Macario no le queda más que confesar la verdad a su nieta, quien busca a Mandamiento para reclamarle el no haberle dicho la verdad anes, pues él siempre la supo. Este le revela que Macario le pidió que no hablara, así como está por revelarle que tiene miedo pues descubrió que Dino es un asesino pero calla ante la repentina presencia del malvado hombre, el cual no le quita la mirada de encima y le ordena que le haga un favor. Mandamiento lo obedece y va en busca de Brandon, un gringo contrabandista al que Asdrúbal le ha mandado un pago por sus servicios. El maleante intimida a Tentación y le ofrece trabajo en su negocio pero este rechaza la oferta. Se marcha y se topa con Romelia, quien solo se burla de él. Tentación sin embargo le hace saber que Perla sabe ya toda la verdad y no la querrá ver pues es una mujer despreciable.

Susana se las ingenia para seducir a Ulises y así lograr que éste la desate para hacerla suya en ausencia de Romelia. Pronto Susana se las ingenia para golpear al hombre en la cabeza, dejándolo inconsciente por lo que huye del lugar en que la tenían encerrada.

Asdrúbal y Dino tienen un nuevo efrentamiento en el que intercede Flávio, el cual es golpeado por Dino accidentalmente. Esto hace que Victoria pida a Dino que se marche definitivamente de su casa pues solo causa problemas.

Romelia busca a Macario para que hablen del pasado. Se ve frente a frente con Perla, a la que el hombre le presenta como su hija. Perla se aferra a su madre pero esta la rechaza y le revela que para ella siempre significó un estorbo para sus planes y que por eso la abandonó. Entonces aparece Asdrúbal, quien asegura a Romelia que él se encargará de que su hija tenga la educación que merece, agradeciendo los accidentes que tuvo y que impidieron que se casara con ella. Romelia se burla de el y le asegua que tampoco se casará con Susana porque la matará. Se marcha e Asdrúbal da aviso a Erick, quien sigue a la mujer hasta el lugar en que Susana se encontraba. Allí ella discute con Ulises y le reclama el haber sido un imbécil por haber dejado escapar a su victima. Cansado de la mujer, él la abofetea y pronto ella le apunta con un arma. Forcejean y la pistola se dispara por lo que Erick interviene y llama a una ambulancia al encontrar a Ulises herido de gravedad. Romelia es esposada y enviada al ministerio público, donde asegura que solo quiso defenderse del hombre y niega tener que ver con la desaparición de Susana pero Ulises lo confiesa todo a Erick y alcanza a firmar su confesión antes de morir por lo que Romelia es encontrada culpable.

Perla se desahoga con Mandamiento, quien se atreve a besarla. Son vistos por Flávio, el cual tiene un disgusto con la muchacha y luego busca al jardinero para exigirle que respete a su novia cuando esta le cuenta que Mandamiento siempre ha estado enamorado de ella.

Asdrúbal busca a Susana por todas partes sin encontrarla incluso en la cabaña de la playa, donde lo sorprende el gringo y lo ataca pero Asdrúbal se defiende y cuando está por descubrir al hombre que lo ha atacado este escapa. Lo persigue por toda la playa y le exige que le diga quién lo ha enviado. Brandon no se lo dice por salvar su vida mas le asegura que alguien muy cercano a él desea matarlo. Asdrúbal entonces busca a Dino para reclamarle pero Victoria impide que ambos usen la fuerza. 

Dino, furioso, acude al gringo para reclamarle el haberlo delatado pero este asegura que no fue así y que Asdrúbal lo descubrió. Desesperado, Dino amenaza al malhechor, quien lo reta a que le haga algo y así él confesará el negocio que le propuso y cómo hace tiempo lo ayudó también a encargarse de que el yate de su hermano perdiera el control. Dino asegura que eso no sucederá. Toma el mismo revolver de el gringo y le dispara sin piedad en la cabeza para luego encargarse de que todo haya parecido un suicidio, mismo del que Erick cree todo es una trampa.

Susana llega a la casa de Aída, a la que le pide que llame de inmediato a la policía, a la que cuenta que Romelia y Ulises la raptaron. Se lleva una sorpresa al saber que él está muerto y ella en la cárcel. Aparece Asdrúbal, quien se aferra a su amada y la besa apasionadamente. Luego ella acude a levantar una denuncia contra Romelia, a quien Perla visita en la cárcel para brindarle su apoyo pero la mujer la rechaza.

Hernaldo le asegura a Dino que muy pronto todo se descubrirá y él irá a la cárcel pues ahora nadie no tiene dudas de que él fue quien planeó las muertes de Asdrúbal, mismo que enfrenta a su hermano y le advierte que si resulta responsable hará que caiga sobre él todo el peso de la ley. Desesperado, Dino acude a Victoria, a la que le suplica que lo ayude pero ella solo le aconseja que, si es culpable, se entregue a las autoridades correspondientes. Él entonces atenta contra ella y aparecen Asdrúbal y Flávio para detenerlo pero Asdrúbal amenaza con matar a su propia madre si no le dan mucho dinero para que se marche lejos. Asdrúbal le promete que así será y logra tranquilizarlo pero pronto Dino da un paso en falso y arroja a su madre por las escaleras ante la aparición del cuerpo de policía. Es detenido y Victoria llevada al hospital, donde se debate entre la vida y la muerte mientras que Dino es acusado por intento de homicidio. Él se niega a aceptar sus fechorías pero aparece Ludibella para hundirlo, haciéndolo responsable de todo y acusándolo de la muerte del gringo, su cómplice. Pronto aparece el cuerpo de Braulio y a Asdrúbal no le queda más remedio que confesar que fue él quien lo mató. Es visitado por Flávio, quien le hace saber que si su madre muere tendrá un crimen más en su haber y sobre todo un terrible cargo de consciencia. Dino intenta convencer a su hermano menor de que Asdrúbal siempre los ha menospreciado y se ha adueñado de todo lo que les pertenece por igual. Flávio le asegura que la fortuna de Asdrúbal él mismo la hizo a base de trabajo y la incrementó con la herencia de su padre. Dino comprende entonces que en realidad él no tiene nada por no haber sido hijo del mismo padre de Asdrúbal y Flávio y lo maldice, deseando que también Victoria se muera pues ahora la cree a ella responsable de su sufrimiento.

Tiempo despues Victoria se ha recuperado y visita a su hijo en la cárcel para decirle que se unirá a Nelson, quien está enamorado de ella. Dino solo se burla de su madre y la acusa de ser una ridícula. Ella se despide definitivamente de él y une su vida a la de Nelson, quien la ama profundamente a pesar de ser mucho más joven que ella.

Mandamiento ha decidido olvidar completamente a Perla y por ello ha regresado a su vieja población a ejercer el trabajo de pescador de su hermano.

Convertida en una nueva mujer que ha dejado atrás sus depresiones y también el alcohol. Une su vida a la de Hernaldo y pronto se enteran de que serán padres al igual que Susana e Asdrúbal, quienes planean su boda y el bautizo de su pequeño hijo.

Triana y Macario han hecho amistad y el hombre continúa haciendo limpias, aunque la tristeza por el destino de su hija lo llena de profundo dolor.

Romelia pasa sus días en la cárcel, donde jura que el día que salga se regenerará pues se ha arrepentido por el daño que hizo debido a su estupida ambición.

Flávio y Perla viven un amor intenso y ella ha dejado de ser una sirvienta para vivir como una señorita pues ahora termina sus estudios y ha sido empleada en el emporio Irazábal.

Ludibella y Orlando viven su amor y ella se ha convertido en gran amiga de Susana, a la que ayuda a todo momento con los preparativos de su boda.


Pronto Asdrúbal y Susana se casan y bautizan a su hijo, sellando así su gran amor, con un beso lleno de pasión... a contracielo.






fin



No hay comentarios:

Publicar un comentario